El hotel de los placeres sencillos

Un pequeño hotel muy personal, sencillo, diferente, para disfrutar de pequeños placeres: silencio, tranquilidad, comodidad de las camas, confort de los baños, la cocina de casa, hecha por Carme, con producto fresco, aceite de oliva y sin prisas. Dentro del Centro Histórico de Montblanc, cerca del Monasterio de Poblet, de las Muntanyes de Prades y dentro de la Ruta del Cí­ster.

Se aceptan niños a partir de 13 años.

Se aceptan tarjetas de crédito

Visa icoPagaMastercard DinersClub icoPagaAmericanExpress